AstroQuest

Editorial



EDITORIAL

SOBRE LA LIBERTAD

       He querido darle un lavado de cara al aspecto de la revista. Viene bien hacerlo de vez en cuando, porque nos quitamos el polvo y esto supone además que propicia nuevas ideas. Después de hacer los cambios, me ha dado la impresión de que la imagen del encabezamiento (Neptuno haciendo de las suyas a unos pobres pescadores, en medio de una tormenta) y el color de fondo han quedado un poco oscuros y pesimistas. Puede ser. Pero el caso es que entramos hace poco en el Otoño y los días van teniendo menos luz, y eso es lo que me pide el cuerpo. Pensándolo bien, no hago otra cosa que "sintonizar con los ciclos vitales".  Pero, al fin y al cabo, lo que hago responde a mi cada día más firme creencia: que no somos libres, o lo somos muy poco. Somos un pequeño bote de pescadores zarandeado en el inmenso océano de las circunstancias. 

      Veo mucho coach dedicado a convencer a quienes les pagan, de que eso no es así. Y admiro el empeño de unos y otros, a la vez que entiendo que es la única manera de conseguir ciertas cosas. Es verdad, nuestra libertad "parece" mayor cuanto más empeño ponemos en un objetivo. Lo único que me hace dudar es el hecho -muchas veces comprobado- de que quienes venden coaching son, casualmente, los más perdidos. Es el mismo caso de aquellos que pretenden arreglar la vida de los demás, sin darse cuenta de que la suya está bastante mal. 

     Incluyo en esta editorial un vídeo de una empresa de coaching que describe muy bien cuales son nuestras limitaciones y cómo pretenden solucionarlas. Estoy de acuerdo casi al 100% de que esos son los límites con los que nos enfrentamos. Cada día pienso más que los únicos enjaulados no son los canarios en sus jaulas. Nosotros creamos los barrotes de las nuestras.

Mente enjaulada

     Los barrotes de esa jaula los creamos nosotros con nuestros miedos. Y nos movemos dentro de esa jaula (o zona de confort) con mucha comodidad porque no nos sentimos agredidos. Mientras no salimos de la jaula pensamos que nadie nos va a agredir, que no corremos peligro. Por eso se llama zona de confort. Los miedos, según la teoría del coaching, tienen su origen en la genética, en la educación y en la interacción social y, principalmente, en nuestra mente, donde han ido tomando forma a lo largo de nuestra vida, en virtud de las experiencias que hemos vivido. 

     Como astrólogo, debo añadir otra a las causas de esos miedos: nuestro nacimiento.  A veces me resisto a pensar de esta forma, aunque parezca extraño. Pienso en ocasiones que parte de los barrotes de mi jaula personal es mi creencia en el efecto de la astrología en mi vida. Y no lo descarto. De hecho, creo que mi visión de la astrología ha cambiado mucho desde que comencé con ella hace más de treinta años. Mi evolución personal ha pasado desde el miedo a un tránsito "terrible" a la comprensión de que soy un corcho flotando en el mar y que, por tanto, si continúo flotando la vida me dará respuestas.

     Otra novedad de Astroquest es esta editorial, que cada día creo que es más necesaria. Precisamente con esta que estamos ahora leyendo quiero expresar mi comprensión sobre el dolor y mi convicción de que todos los que se acercan a consultarnos quieren evitarlo. Pues bien, sinceramente creo que esa es una de las causas de la creación de la jaula de la que hablábamos antes. Libérate del dolor y ya no tendrás barrotes que limiten tu libertad. Pero, ¿cómo hacerlo?... ahí estamos, intentando todos liberarnos del dolor. Cada día que pasa me doy más cuenta de que el budismo tiene la respuesta.

     Un saludo

     17 de Noviembre de 2013
      Antonio González Estévez



      













Todas las horas son GMT +01:00. Hora actual: 3:37 am.